Mi WordPress se ha roto después de actualizar plugins. ¿Qué hago ahora?

Es sabido que actualizar los plugins de WordPress es una acción de alto riesgo, y en no pocas ocasiones nuestros blogs o webs se rompen por culpa de dichos cambios. Lo mejor es actualizar los plugins uno a uno, para comprobar que todo marcha bien.

Ay, eso es lo ideal, pero como llevaba mucho tiempo sin sufrir ningún percance, me confié y anoche me dio por actualizar siete plugins a la vez. El resultado: el sitio seguía funcionando y yo podía acceder al panel de gestión de WordPress, pero no podía añadir ni editar posts o páginas (aunque sí podía subir archivos a la biblioteca de medios y publicar mediante custom post types).

Llegado el momento, ¿qué puede hacer un tipo como yo que solo tiene conocimientos medios sobre WordPress, y que por tanto está lejos de ser un especialista en la materia? Pues me dediqué a hacer lo que conozco. Entré en el CPanel de mi cuenta de Siteground y fui a Backup Tool. Con esta herramienta restauré los archivos del sitio, para que todo volviera a estar como unos días antes. Desgraciadamente, la recuperación no funcionó (pese a que la herramienta me informó, muy entusiasta, de que todo había ido bien). Funcionó la restauración de la base de datos, pero no la de los archivos de WordPress, donde presumiblemente estaba el problema. Probé a restaurar el sitio con la copia de otros días anteriores, pero tampoco. Desde mi panel de control de WordPress, era obvio que la herramienta no había restaurado nada, pues los plugins seguían estando actualizados. Contacté con SiteGround y me dijeron que si quería que hicieran ellos la restauración, tenía que contratarla. Hum… aún quería quemar un último cartucho y ahorrarme unos euros.

Además, ¿y si el problema no era por culpa de los plugins?

Antes que nada, me aseguré de ello. Entré en el sitio mediante FTP y le cambié el nombre a la carpeta PLUGINS. La llamé PLUGINS2. Ese ligero cambio en el nombre hace que no funcione ningún plugin del sitio. Y ahora sí, ahora podía volver a crear posts y páginas. Pero, claro, el blog, sin ningún plugin activo, funcionaba solo a medio gas y estéticamente parecía un campo de minas.

Y aquí es donde toca ejercitar la paciencia. Renombré la carpeta y la dejé como estaba antes (PLUGINS). Ahora todos los plugins estaban activos, pero volvía al problema de inicio: no podía crear ni editar los posts y las páginas. Pero solo era cuestión de desactivar TODOS LOS PLUGINS e ir activándolos uno a uno. Activo uno y compruebo que WordPress no me da error, activo otro y vuelvo a hacer la comprobación, y así sucesivamente. Por fin detecté que un plugin (de optimización de WPO) era el que daba el problema. Lo he desactivado (y de paso eliminado) y ahora tengo el sitio funcionando sin el menor problema.

Ya puedo seguir trabajando con tranquilidad, y con la satisfacción de haber solucionado este problemilla sin ayuda externa. 🙂

RebajasBestseller No. 1
WordPress 5. La guía completa (Social Media)
  • Fernando Tellado García
  • Editor: Grupo Anaya Publicaciones Generales
  • Edición no. 0 (03/28/2019)
  • Tapa blanda: 384 páginas
Bestseller No. 3
GuíaBurros: Crear una Web en WordPress: Todo lo que debes saber para crear tu própia Web en WordPress
  • Daniel Regidor
  • Editor: Editatum
  • Edición no. 1 (02/14/2018)
  • Tapa blanda: 144 páginas
Bestseller No. 4
WordPress for Beginners 2019: A Visual Step-by-Step Guide to Mastering WordPress (Webmaster Series)
  • Dr. Andy Williams
  • Editor: Independently published
  • Tapa blanda: 227 páginas

Lee otros artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.