Optimiza páginas y posts antiguos para ganar posicionamiento en Google

Optimiza páginas y posts antiguosA estas alturas a nadie (o a casi nadie) se le escapa la importancia del contenido a la hora de posicionar nuestros sitios en lo más alto de Google. Ya se ha dicho en numerosas ocasiones: El contenido es el rey. De ahí que los webmasters y copywriters se tomen muy en serio la necesidad de crear contenido que sea: de valor (debe aportar algo nuevo al lector), fresco (no sirve copiar o fusilar otros textos) y recurrente (hay que publicar al menos dos veces por semana).

Eso lo sabe todo el mundo, digo, y de ahí que se trabaje tanto en nuevos contenidos que reúnan las características antes citadas: que sean valiosos, inéditos y recurrentes. En lo que muchas personas no caen es en que ese trabajo no tiene por qué centrarse exclusivamente en textos nuevos.

 

Los posts y páginas antiguos también posicionan en Google

Llevas tres años con tu blog y ya ni te acuerdas de las páginas que creaste al principio, ni de esos posts que redactaste hace un par de años. Mal hecho, porque posiblemente hace dos, tres, cuatro años ni siquiera hacías SEO y posiblemente ni siquiera tenías instalado en tu WordPress un plugin de SEO. ¿Qué ocurre con esos posts y páginas? Ocurre que podría ser interesante leerlos nuevamente para optimizarlos. De esta manera, podrías aplicar los conocimientos que has adquirido en los nuevos años. Podrías, por ejemplo:

  • Repasar la ortografía y la gramática del contenido, aliviarlo de erratas o incongruencias….
  • Insertar palabras clave de interés o mejorar las que seleccionaste entonces.  
  • Mejorar el título y la URL del post. (Si haces esto último, no olvides hacer un redireccionamiento 301). 
  • Articular el texto en subencabezados (H2, H3…).
  • Añadir negritas (algo que antes no hacías).
  • Reducir el peso de las imágenes. Puedes utilizar plugins como Smush it.
  • Añadir contenido. Cada vez se piden textos más extensos.
  • Añade enlaces internos a otros lugares de su sitio que guarden relación con el post.
  • Añade tus enlaces de afiliados, si acaso los tuvieres (y no cuando redactaste el post). 
  • Actualizar el contenido.

Actualizar el contenido de tu blog es de suma importancia. A lo ya escrito hace años, podrías añadir información valiosa. Imagina que hace cuatro años publicaste un artículo sobre el negocio del ebook. Esa información posiblemente se haya quedado obsoleta. Eso es malo, claro, pero por otra parte podrías aprovechar la oportunidad para añadir algunos párrafos resumiendo lo que ha ocurrido en los últimos años, para que el lector pueda quedarse no solo con la información que redactaste en su momento, sino que también conozca cuáles han sido las innovaciones en los últimos años: precios, dispositivos, formatos, derechos de autor, tendencias, etcétera.

Te diré algo: la araña de Google no se centra solo en los posts nuevos, analiza también los viejos. Y si mejoras tu post, Google lo tendrá en cuenta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.