4 posibles soluciones para evitar que se caiga una web por el alto número de visitas

evitar que se caiga una web

 

Una de las primeras advertencias en el mundo del SEO es que tu sitio debe estar siempre operativo. Hay que procurar por todos los medios que no se caiga nunca, pero, ay, por esa experiencia antes o después pasamos todos.

Os cuento mi caso. Resulta que hace un par de días entré en uno de mis blogs y me lo encontré caído. No es la primera vez que ocurre. Es un blog que recibe bastante tráfico (unas 400.000 páginas vistas al mes) y en ocasiones tiene picos de visitas que mi plan de hosting no soporta. Lo malo no es que se caiga el blog (que ya sería suficiente horror), lo malo es que se cae ¡la cuenta de hosting completa! Es decir, hasta que se soluciona el problema, ninguno de mis blogs puede leerse porque todos, he dicho “todos”, están caídos.


Por fortuna cuento con el apoyo técnico de un gran servidor de hosting: SiteGround. Cuando tengo un problema, me respondan rápido, en menos de quince minutos. La persona que me atendió me ha dado ciertas recomendaciones técnicas para tratar de evitar que se caiga una web. Las comparto con los lectores de SEO Blanco y las acompaño con links a posts donde se amplía la información.

Lo primero que harán desde el servicio técnico es analizar qué ha ocurrido. Como dije, en mi caso el problema era un pico en el uso de la CPU. Y lo ocurrido era que se habían hecho miles de peticiones desde el mismo servidor. ¿Qué hacer, llegado el caso?

 

1 Reemplazar el Cron de WordPress por un Cronjob real

El Cronjob es una herramienta muy útil en tanto que permite automatizar tareas repetitivas en el servidor donde está alojado tu sitio. Pero como WordPress tiene que operar en diferentes plataformas, sistemas operativos y configuraciones, no es bueno depender de que haya un servicio Cronjob en el servidor que se encargue de las tareas programadas. WordPress tiene la solución: modificar el archivo wp-cron.php en la carpeta principal de WordPress cada vez que alguien carga una página.

SiteGround explica aquí cómo cambiar el Cron de WordPress por un Cronjob real. Aprenderás a configurar un Cronjob real para programar tares.

2 Reducir la frecuencia con la que las arañas de Google indexan tu web

Habría que estudiar si llegan a tu sitio con mucha frecuencia un grupo de IPs procedentes de Google en su cometido de indexar el contenido. Por una parte eso está bien, porque quiere decir que Google no te olvida, pero por otra has de saber que estas arañas de Google consumen muchos recursos a nivel de hosting.

Lo que puedes hacer si vas corto de hosting es reducir la frecuencia con la que los bots de Google indexan tu web. Eso puede hacerse siguiendo los pasos de este tutorial sobre cómo cambiar el crawl rate de los googlebots.

 

3 Implementar un fichero robots.txt para decirle a Google qué parte de tu sitio no quieres que indexe.

Este fichero te permite bloquear páginas, imágenes, una secuencia de caracteres, un robot o incluso todos los robots. Procura hacerlo bien, no vayas a provocar que Google no indexe tu sitio en absoluto.

Os dejo dos páginas donde ampliar la información, una del propio Siteground y otra de Human Level.

 

4 Contratar un plan de hosting superior

La cuarta opción, la más dolorosa para el bolsillo, es subir de nivel de plan de hosting (si las caídas se deben al alto número de visitas). Lo que yo he hecho, en vez de contratar más prestaciones, es seleccionar el modo Autoescala. Lo he seleccionado para que el propio hosting añada más prestaciones tanto de RAM como de CPU si mi blog alcanza el 90 % de su rendimiento. He elegido la opción de añadir 1 Core (en la CPU) y 1 GB (de memoria).

¿Qué significa autoescalable? Significa que si el hosting alcanza el 90 % de sus prestaciones, en vez de ralentizarse o de caerse –si llega al 100 %–, aumenta las prestaciones antes descritas sin necesidad de una orden expresa. Es decir, SiteGround me cobraría esa ampliación si la uso, y no tendría que pagar nada si no se da esa circunstancia.

De esta forma, tengo asegurada la estabilidad del blog. A no ser, claro, que las visitas sean bestiales y necesite un aumento más radical en mi plan de hosting.

Por el momento puedo permitirme el lujo de dormir tranquilo. :–)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.