El Networking de los abrazos | Libro sobre Inteligencia emocional

En El arte de amar, el psicoanalista Erich Fromm defendía la idoneidad de amar como si fuera un arte, no un negocio. Hay que amar, según él, sin esperar un rédito a cambio. La idea es amar por el placer de amar.

No he podido evitar recordar a Fromm cuando leía El libro del Networking, una guía de Cipri Quintas que trata de ayudar al lector a mejorar sus habilidades sociales gracias a la inteligencia relacional.

Networking es una palabra tecnológica que nos remite al marketing, pero no es este un libro sobre tecnología, redes sociales o negocios. O quizá sí lo sea, pero no directamente, porque Cipri Quintas no profundiza en las relaciones a golpe de click sino de abrazos. Así es, creo, como yo hubiera titulado el libro: El Networking de los abrazos. Y es que Quintas es un hombre que abraza mucho, porque es su manera de transmitir humanidad y empatía.

Sus consejos, que son de sentido común, no hablan de monetizar, comisiones, pagos o ventas, sino de escuchar más que de hablar, atemperar el ego, mirar a los ojos, pensar de manera positiva, saludar con énfasis y, como dije antes, abrazar, abrazar sin miedo.

Cipri Quintas es un empresario, un contactador, un relaciones públicas, un abrazador (de la vida y de las personas), como demuestra en este manual sobre las relaciones sociales y humanas. Él se define como un “acomodador”, pues le gusta presentar a personas que en su opinión tienen vínculos comunes.

Si el networking es la creación de una red de contactos que fomenta oportunidades del negocio, el networking de los abrazos sería más bien una red de contactos para crear amigos, sin la necesidad de que un negocio se fragüe entre bambalinas. El libro del Networking incluye los prólogos de gente famosa como David Bisbal, Susana Grisso, José Mota, Elsa Punset y Miguel Ángel Revilla, famosos que han caído bajo la calurosa red de afectos de este encantador de serpientes.

Francisco Rodríguez Criado es escritor, corrector de estilo y editor de blogs de literatura y corrección lingüística.

 

 

SEO PARA PERSONAS [O CÓMO POSICIONAR PERSONAS]. Fragmento de El libro del Networking

Conectar a unas personas con otras es fantástico, pero puedes ir un poco más allá: también puedes “posicionarlas”. Esto quiere decir resaltar ante terceros sus virtudes, sus talentos. Hay que hacerlo de forma escueta y simética, sin enrollarse ni hacer grandes introducciones. O sea, “en negrita”. Para esto, claro, tienes que saber lo que hace cada uno, en qué destaca, qué proyectos tiene en marcha, etc. Hay que escuchar mucho, como te decía en el capítulo anterior, y también anotar los datos, porque la memoria tiene un límite. Mi agenda hoy tiene más de 6.000 contactos con bastantes datos de cada uno. Pero lo que importa no es tanto el número como la variedad. A base de práctica, irás configurando una agenda en la medida de tus necesidades, como te explicaré más adelante.

Tal vez te preguntes en qué consiste eso del “posicionamiento de personas”. Viene a ser algo como hacer SEO en Internet. SEO corresponde a las siglas Search Engine Optimization, o sea, optimización para los motores de búsqueda (Google y otro). Se trata de hacer que los buscadores de Internet puedan encontrar mejor a una persona, un producto, una empresa o lo que sea en Internet. En mi caso, llevo esto al mundo offline, al mundo 1.0, o sea, posiciono a las personas para que otros las encuentren.

Aunque suene muy serio y complicado, en realidad es sencillo, no te preocupes. Se trata sólo de estar atento a lo que te explican unos y otros y “conectar los puntos”. Cuando te hablen de un proyecto, una idea, una persona con talento, etc., piensa con quién puedes conectarla y como la presentarás, es decir, qué palabras clave utilizarás para presentarla. Más o menos como en internet. Se trata de sumar talento con ideas. O, dicho a mi manera, de “maniobrar para el bien”.

La cuestión es promover que pasen cosas entre personas que tienen algún talento y algún punto en común. Mi amigo Luis Saracho, ingeniero, lo llama “catalizar” y dice que soy un “catalizador”. Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, el catalizador es una persona o casa “que estimula el desarrollo de un proceso”. Me gusta mucho esta definición. ¡Gracias, Luis.

Cipri Quintas, El libro del Networking, Alienta Editorial, 2017.

Nota: LIBRO 100% SOLIDARIO. El autor donará todos los beneficios de autor de esta obra a tres organizaciones sin ánimo de lucro: Asociación Mensajeros de la Paz, Fundación Sandra Ibarra y Fundación Irene Villa. 

Lee otros artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.