¿Qué es el WPO?

¿Qué significa WPO? Lo diremos en una palabra: “velocidad”. WPO (Web Performance Optimization) engloba las acciones que debemos realizar para que la velocidad de carga de una web sea lo más rápida posible. ¿Por qué? Porque Google prima que una web sea rápida en cargar (o, si se prefiere, podemos decir que castiga la baja velocidad de carga) y también por la experiencia del usuario: obviamente, cuanto más rápido sea un sitio, mejor será la experiencia del usuario. ¿O acaso a alguien le gusta tener que esperar para acceder al contenido de un sitio?

 

La importancia de la velocidad de carga

Está demostrado que la velocidad de carga incide en los resultados económicos de un proyecto. Los estudios realizados arrojan datos perturbadores: unas décimas de segundos pueden hacerle perder a grandes empresas un tanto por ciento considerable de sus beneficios, algo que en ocasiones (Amazon, por ejemplo) se traduce en millones. Analizándolo al revés, si la web de una gran empresa carga en décimas de segundos menos, las posibilidades de ganar mucho más dinero son una realidad. Y es que, como reza la imagen destacada de este post, “el tiempo es dinero” (Time is Money).

 

WPO para Google y también para usuarios

Si como hemos dicho la velocidad de carga la agradecen tanto los usuarios como Google, habrá que esforzarse por diversificar el WPO y realizar acciones para los lectores por un lado, y para las arañas de Google por otro.

Antes que nada, hay que explicar que es necesario optimizar la velocidad de carga de todas las URLs de un sitio, no solo de la Home y otras páginas principales.

Estas son algunas de las acciones que podemos emprender para mejor la velocidad de nuestro sitio.

 

1 Eliminar los enlaces internos que dan error 404

Ocurre en casi todos los proyectos que con el paso hay enlaces rotos que conducen a URLs ya inexistentes. Son fáciles de detectar, porque en vez de obtener el contenido que estábamos esperando recibimos un mensaje de error 404. Visitar una URL inexistente es un engorro: le hace perder tiempo al visitante, pero también al robot de Google, y en última instancia perjudica a la propia web, pues está desperdiciando Crawl Budget en páginas que no conducen a ninguna parte.

Cómo solucionar los errores 404

Para solucionar esos errores 404 debemos acudir a Google Search Console/Errores de rastreo. Ahí aparecerán todos los enlaces rotos. Solo es necesario solucionarlos, por ejemplo, haciendo redirecciones.

 

2 Cachear la página web

Cuando accedemos a una web se tienen que cargar una serie de archivos para poder ofrecer el contenido al lector, con el consabido gasto de tiempo. Esto se alivia creando una copia mecánica de esas acciones más comunes, de tal manera que cuando solicitamos ver el contenido esos datos ya están almacenados, dispuestos a ser mostrados. Eso es la memoria caché. Esta tarea la realizan plugins de caché como W3 Total Cache, Wp Super Cache o Total Cache. Los clientes de SiteGround cuentan con SG Optimizer, un plugin creado por la propia empresa, cuyo cometido –entre otros– es optimizar la caché.

Conviene no descargar nunca más de un plugin de caché (así evitas conflictos) y configurarlo muy bien, algo que en ocasiones no es nada fácil. (Consultar la documentación del creador del plugin).

 

3 Optimizar las imágenes

Hay que procurar que las imágenes pesen lo menos posible. Para ello debemos comprimir dichas imágenes, que por lo general tienen el formato JPG o PNG. Se recomienda utilizar JPG, que pesa menos, y dejar PNG para cuando buscamos imágenes con transparencias. Conviene no dimensionar las imágenes a un tamaño mayor que el que permite el contenedor donde van a ir esas imágenes.

Uno de los plugins más potentes a la hora de comprimir imágenes es Wp Smush. Otro plugin que puede ayudarte es Lazy Load, que evita que se carguen todos las imágenes a la vez. Lo que hace es pausarlas y cargarlas solo cuando el lector pasa por ellas.

 

4 Reducir el número de solicitudes que hacemos al servidor

Cuantas más solicitudes hagas al servidor, más lenta irá la web, pues dependerá de la velocidad de las respuestas. Los mismos plugins de caché pueden encargarse de reducir el número de peticiones (JavaScript, CSS…) unificándolos en uno solo. Sería cuestión de activar una casilla de estos plugins (la acción se llama minificar). Una vez más, realiza una copia de seguridad antes de realizar esta tarea, porque a veces da problemas.

Como los plugins también instalan ficheros JavaScript y CSS, conviene tener solo los plugins necesarios, ni uno más. Y, por supuesto, procurar que estén actualizados. Un plugin obsoleto (y más aún si son varios) ralentiza la web. Aquellos plugins que no utilices, desactívalos y bórralos. Son especialmente lentos aquellos que han de conectar con bases de datos (por ejemplo, los que conectan con las redes sociales o portales de vídeos–Facebook, YouTube–, pues han de recibir la respuesta de dichas redes).

5 Elegir la versión PHP más actualizada

A partir de PHP 7 se notó la mejora en la velocidad de carga. Debes activar la última versión de PHP en tu servidor. Los clientes que tienen su hosting en SiteGround pueden hacerlo una vez más desde el plugin SG Optimizer. En ocasiones la última versión no te irá bien, y tendrás que elegir una versión de PHP anterior.  (No olvides hacer antes una copia de tu web. Algunos plugins no operan correctamente con las últimas versiones de PHP).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.